El segundo idioma y el cerebro bilingüe

La mayoría de las personas valora hoy el aprendizaje de una segunda lengua como algo positivo para la vida. Por las posibilidades profesionales, laborales o académicas que el conocimiento de otros idiomas otorga, por la facilidad de comunicación mundial, por el acceso a material diverso. También, en muchos casos, por el prestigio social que otorga tal o cual lengua.

Pero hoy la ciencia comprueba que los beneficios van aún mucho más allá.
Según algunos investigadores, dominar dos o más lenguas nos haría más ágiles para resolver ambigüedades o conflictos y priorizar tareas. Otros investigadores sostienen que los bilingües tienen siempre los dos idiomas disponibles y deben constantemente decidir cuál es la lengua adecuada a cada contexto. Relacionan esto con una mayor capacidad para seleccionar la información relevante y descartar la que no lo es. Esta tarea depende de un sistema de control ejecutivo que se encarga de dirigir los procesos de atención que usamos para planear y resolver problemas.

Al estudiar el bilingüismo y su relación con la moral y la toma de decisiones, se descubrió un fenómeno llamado “efecto del lenguaje foráneo” que refiere a que los bilingües tienden a tomar decisiones más racionales cuando actúan a partir de información recibida en una lengua extranjera o dan respuestas más utilitarias ante dilemas morales que implican una participación personal. Esto se debe a que la segunda lengua, siempre que no se haya estado inmerso en esa cultura, no activaría los centros emocionales de la manera en que lo hace una lengua primera.

El bilingüismo también impacta en la salud. Se estima la reserva cognitiva que genera el dominio de varias lenguas sería un factor de protección ante el deterioro cognitivo.
Diversas experiencias registran que los bilingües sienten que su personalidad cambia según el idioma que utilizan. Sería clave vincular estos datos con estudios sobre las lenguas para ver su relación con las ideas circulantes en la sociedad.
Las neurociencias demuestran los beneficios del cerebro bilingüe.Es necesario comprender esto para ayudar a revertir las ideologías sobre las lenguas y las culturas discriminatorias, injustas e inapropiadas. El escritor paraguayo Augusto Roa Bastos, ganador del  Premio Cervantes, reflexionó sobre esto en ensayos y entrevistas. Contaba en una de éstas, de 1978, que “uno de los prejuicios equivocados de mi padre fue prohibirme que aprendiera el guaraní.”
Las personas atribuyen a las lenguas valoraciones socialmente compartidas, producto de procesos histórico-políticos, y correlacionan estas representaciones con sus hablantes. Si una lengua ha sido históricamente estigmatizada, a veces ese saber no es asumido con valor favorable y es posible que, como consecuencia, los padres, la escuela y la “sociedad culta” no lo transmitan. No es así.

La ciencia comprueba que la práctica de distintas lenguas es un valor positivo en sí. Y la literatura, que el valor de una lengua está dada, como diría el propio Roa Bastos, “por la verdad de las representaciones que irradia al ser concebida y construida sobre el foco de la energía social y bajo la ley del tiempo.”

Fuente: http://facundomanes.com/2015/05/17/el-segundo-idioma-y-el-cerebro-bilingue/

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El sueño facilita la retención de la memoria

Un nuevo estudio del campus del Instituto de Investigación Scripps (TSRI, por sus siglas en inglés) en Florida, Estados Unidos, integra la neurociencia y la investigación psicológica para revelar cómo el sueño es más complejo de lo que se cree. La nueva investigación, publicada en la edición digital de la revista Cell, muestra en modelos animales que dormir suprime la actividad de ciertas células nerviosas que promueven el olvido, asegurando que al menos algunos recuerdos durarán.

«Muchos científicos han tratado de averiguar cómo aprendemos y cómo nuestros recuerdos se vuelven estables –explica el autor principal del estudio, Ron Davis, presidente del Departamento de Neurociencias de TSRI–. Pero se ha prestado mucha menos atención al olvido, que es una función fundamental para el cerebro y potencialmente tiene profundas consecuencias para el desarrollo de terapias de la memoria. Nuestro estudio combina la neurociencia del olvido, es decir, los mecanismos cerebrales que llevan a olvidar, y la psicología de olvidar en una imagen integrada».

Los primeros estudios de la psicología sugieren que el sueño facilita la retención de la memoria al detener la interferencia causada por la actividad mental y de comportamiento. Es decir, el sueño aísla esencialmente el cerebro de todos los estímulos que pueden interferir con el almacenamiento de la memoria. Por otra parte, la investigación en neurociencias sugiere que el sueño facilita la retención de los recuerdos mediante la mejora de la estabilidad de la memoria o lo que se llama “consolidación”.

El nuevo estudio en animales de experimentación revela los fundamentos biológicos de los estudios de psicología anteriores, señalando a la actividad del neurotransmisor dopamina. La actividad dopaminérgica es conocida por regular diversos tipos de «plasticidad», la capacidad del cerebro para cambiar en respuesta directa a la formación de aprendizaje y la memoria. Esta capacidad incluye olvidar también.

El trabajo muestra que el aumento del sueño, ya sea con un medicamento para fomentar el sueño o por estimulación genética del circuito neural del sueño, disminuye la actividad de señalización por la dopamina, mientras que al mismo tiempo mejora la retención de recuerdos. Por el contrario, el aumento de la excitación estimula la señalización de la dopamina y acelera el olvido. Esta actividad de la señal no es constante, sino que está directamente relacionada con el nivel de excitación del animal.

«Nuestros resultados suman evidencia convincente para apoyar el modelo de que el sueño reduce la señal de olvido en el cerebro, manteniendo así los recuerdos intactos –destaca Davis–. A medida que progresa el sueño a niveles más profundos, las neuronas de dopamina se vuelven menos reactivas a los estímulos y esto conduce a recuerdos más estables».

Los autores subrayan que los efectos del sueño sobre la consolidación de la memoria y el olvido pueden funcionar en paralelo y de forma independiente el uno del otro o, de manera más intrigante, en serie de una forma dependiente, con la reducción del olvido como un requisito previo para la consolidación facilitada por el sueño.

«Todos sabemos que el sueño nos ayuda a recordar –apunta el investigador asociado Jacob A. Berry, primer autor del estudio y miembro del laboratorio de Davis–. Hemos puesto de manifiesto que una de las maneras en las que el sueño protege un nuevo recuerdo es calmando la actividad de las neuronas de dopamina que causan olvido. Puesto que los animales de laboratorio y humanos comparten la necesidad de sueño, así como muchos mecanismos genéticos y circuitos de aprendizaje y recuerdos subyacentes, nuestros hallazgos pueden arrojar luz sobre los mecanismos que subyacen a la interacción entre el sueño y la memoria en los seres humanos»

Fuente :http://www.abc.es/ciencia/20150612/abci-dormir-ayuda-memoria-201506111600.html

http://www.researchgate.net/publication/278331258_Sleep_Facilitates_Memory_by_Blocking_Dopamine_Neuron-Mediated_Forgetting

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Mara Dierssen : la neurociencia puede producir cambios sociales importantes

Mara Dierssen (Santander, 1961) es una eminencia en el estudio de las bases genéticas de la discapacidad intelectual. Desde el Centro de Regulación Genómica de Barcelona y como presidenta de la Sociedad Española de Neurociencia clama por un hueco mayor de su disciplina en el diseño de la educación y en otros muchos ámbitos de lo cotidiano.

¿Cuáles son los retos de la neurociencia?

Es una disciplina compleja, que aúna muchas visiones diferentes. Nuestro objetivo es comprender los sustratos neurobiológicos del cerebro, de las funciones mentales, y eso requiere una visión holística. Ahí la neurociencia cognitica y la neuroimagen están aportando esa misión de circuito. También requiere bajar a diferentes niveles de descripcion, de regiones específicas, a nivel celular, al cómo se producen cambios en esas células cuando uno aprende, cuando se tienen experiencias, lo que se llama plasticidad neuronal, y eso requiere bajar a nivel molecular y genético, porque los cambios moleculares están propeliendo esos cambios celulares.

O sea, multidisciplinaridad.

Sí. Estamos fertilizándonos cruzadamente entre biólogos moleculares, neurólogos, neuropsicologos, genetistas… Ahora están todas las disciplinas muy preocupadas por que los hallazgos de las neurociencias están empezando a producir cambios importantes a nivel social, no solo en las enfermedades mentales.

¿Cómo nos afecta?

De muchas maneras, porque comprender muchas de las reacciones que tenemos depende de comprender cómo funciona nuestro cerebro.

¿Y qué conocemos?

Es difícil. Digamos que en este momento las nuevas técnicas de neuroimagen, de estimulación cerebral, están empezando a producir cambios conceptuales. Por ejemplo, cada vez más, en el ámbito penal tenemos herramientas para diagnosticas patologías relacionadas con la comisión de delitos, y eso nos hace replantearnos conceptos. ¿Tiene sentido que tantas personas con patología psiquiátrica estén en la cárcel o estamos evaluando mal y estamos poniendo una solución que no es la mejor?

¿En qué otros ámbitos se aplica?

En educación. Sabemos muchas cosas de cómo aprendemos y sabemos que como estamos enseñando no es la mejor manera, y en algún momento tendremos que trasladar ese conocimiento a los planes de educación.

¿Lo sabemos y no hacemos nada?

En Finlandia ya lo están haciendo y tienen el mejor sistema educativo de Europa. Creo que en España estamos en posición de poderlo hacer, pero hay que tomar decisiones políticas.

¿Qué le dice a Wert?

Que no se trata de cambiar asignaturas, se trata de hacer un cambio másprofundo que permita que nuestros jóvenes salgan bien preparados, con una formación sólida. Los profesores tienen que motivar y para eso necesitas un medio afable que permita introducir creatividad en las aulas, elementos que a nuestros chavales les hagan pensar que conocer es lo mejor que les puede pasar, aunque no les sirva específicamente para una cosa. Conocer por conocer, la cura de la ignorancia, es lo mejor que nos puede pasar a todos. Eso hará que nuestro país sea mejor.

Fuente: http://www.elcomercio.es/sociedad/ciencia/201505/28/neurociencia-esta-empezando-producir-20150528002309-v.html

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Afectan las nuevas tecnologías al funcionamiento de nuestro cerebro?

Por: Javier Pelaez

Hemos estado en la Isla San Simón durante la segunda edición de Neuromagic  en la que hemos podido conversar con algunos de los neurocientíficos más destacados de la actualidad. Una magnífica oportunidad para hablar de los temas más interesantes de la ciencia con investigadores como Luis Martínez Otero, neurocientífico especialista en percepción dentro del Instituto de Neurociencia del CSIC en Alicante, con quien tuvimos la suerte de hablar de cerebro y nuevas tecnologías.

 ¿Están cambiando las nuevas tecnologías el funcionamiento de nuestros cerebros?

 Sí, por supuesto.

Videojuego de guerra·

Nos cuenta Luis Martínez Otero que, hace algunos años, Walter Di Salvo (preparador físico del Real Madrid) se puso en contacto con su equipo de científicos para interesarse por algunas técnicas que ayudaran a mejorar las habilidades de Iker Casillas y del resto de porteros del equipo merengue.

El investigador le recomendó que hicera algo que seguramente Iker ya hacía desde hace mucho tiempo: jugar a videojuegos, concretamente a juegos de acción y de guerra, y a ser posible en la pantalla más grande que encontrara.

Acostumbrado a leer noticias negativas respecto a los videojuegos y sobre todo en este tipo de juegos calificados despectivamente como violentos, es interesante escuchar opiniones científicas que los recomiendan por su capacidad para mejorar las funciones de percepción de nuestro cerebro.

Nuestro sistema visual tiene dos partes diferenciadas. Una parte central, que es donde centramos la mirada cuando queremos analizar algo detalladamente y otra parte, llamémosle periférica o global, encargada de procesar y organizar tu comportamiento motor con relación al exterior, a los espacios, las dimensiones…

La parte global de nuestro sistema visual es inconsciente y llega más rápidamente y a más lugares del encéfalo que la central. Al jugar con consolas y videojuegos esta parte global mejora mucho, optimizando así el uso eficaz de los datos que recibe el cerebro.

Las nuevas tecnologias y el funcionamiento de nuestro cerebro· Internet

Decía Albert Einstein: “Yo nunca memorizo un dato que sé donde encontrar”.

El inmenso caudal de información que ha llegado con internet ha cambiado nuestra manera de acceder a la información, hasta tal punto que también está cambiando la manera en la que nuestro cerebro recuerda y guarda esa información.

Hasta hace poco nuestra memoria se organizaba para recordar datos concretos: la fecha de un cumpleaños, el número de teléfono de casa de tus padres… la aparición de Internet ha ido cambiando el funcionamiento y las rutas que utilizamos para encontrar la información deseada.

Se hace menos necesario acumular datos concretos y para los usuarios de internet se ha demostrado más útil cambiar la “memorización de datos” por la “estrategia de búsqueda de datos”.

Agendas, directorios, buscadores, enciclopedias online… el cerebro de los internautas cada vez se preocupa menos por recopilar datos y se centra en optimizar las rutas donde encontrar la información.

· Tecnología móvil

El móvil se ha convertido en parte primordial de nuestras vidas y muchos expertos vaticinan que en el futuro dispositivos más avanzados incluso pasarán a ser parte de nuestros propios cuerpos. Tecnología acoplada a nosotros que nos permitirán recibir datos e información directamente de la realidad, comunicarnos a distancia y realizar por nosotros mismos numerosas tareas que en la actualidad llevamos a cabo mediante gadgets y aplicaciones.

Además, se ha demostrado mediante diversos estudios que en jóvenes acostumbrados a un uso frecuente de las tecnologías móviles, se ha ampliado significativamente la zona del cerebro encargada de controlar los movimientos de los pulgares.

Luis Martínez Otero nos pone un ejemplo muy claro: cuando movemos un brazo se activa una zona de nuestro cerebro que controla ese brazo. Se ha visto que la zona del cerebro que “mapea” el control de los dedos pulgares se ha ampliado en personas (sobre todo gente joven) que hacen un uso cotidiano de tecnologías móviles. Es decir, usan una mayor parte del cerebro para controlar esos dedos.

· Redes sociales

Han cambiado en muy poco tiempo nuestra manera de comportarnos frente a los demás y las consecuencias aún son desconocidas.

Para que nuestro cerebro se desarrolle de una manera normal es fundamental que aprenda cómo relacionarse socialmente con el resto del mundo. Si cambiamos la manera de socializar también cambiaremos la actividad funcional del cerebro.

Las consecuencias futuras no están claras y pueden ser de diversos tipos, tanto positivos como negativos……… La forma en la que nuestro cerebro se comunica y socializa es determinante para su funcionamiento. Si cambian las formas de socializar también cambia la funcionalidad de nuestra mente. Las implicaciones son muy extensas, pero aún están en el aire.

Fuente:

https://es.noticias.yahoo.com/blogs/cuaderno-de-ciencias/afectan-las-nuevas-tecnolog%C3%ADas-al-funcionamiento-nuestro-cerebro-095516242.html

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Hipocampo & memoria : investigan un nuevo modelo

El director del departamento de Neuroimagen de la Fundación Centro de Investigación en Enfermedades Neurológicas –Fundación CIEN- y director del Laboratorio de Neurociencia Clínica del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Bryan Strange, lidera un trabajo que describe un nuevo modelo para explicar la función de hipocampo.

El hipocampo es una estructura del lóbulo temporal medial involucrado directamente en la memoria episódica y la navegación espacial. Su forma larga se estructura en humanos a lo largo de un eje anterior-posterior (con diferentes conectividades), lo que ha planteado durante mucho tiempo el debate sobre si el hipocampo es uniforme funcionalmente a lo largo de este eje o, como se ha asegurado tradicionalmente, la región posterior es la implicada en la memoria y la navegación espacial y la anterior la que interviene en los comportamientos relacionados con la ansiedad.

Frente a esta idea tradicional, propone un modelo unitario en el que TODO el hipocampo se dedica a un solo tipo general de memoria. Así, propone la hipótesis – basada en recientes estudios genéticos, anatómicos y electro fisiológicos – de que el hipocampo se organiza en gradientes en los que existen múltiples dominios funcionales.

El trabajo ha sido realizado con el reciente Premio Nobel de Fisiología y Medicina Edvard I. Moser -galardonado junto con May-Britt Moser y John O’Keefe por sus investigaciones sobre la función espacial del hipocampo-, y cuenta asimismo con la colaboración de Menno P. Witter, de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, y Ed S. Lein, del Allen Institute, como coautores.

La investigación se basa en el estudio intensivo de pacientes y modelos animales con daño en el hipocampo,  que presentaban alteraciones en la memoria declarativa (que comprende tanto la memoria episódica como la semántica) y  en el estudio de la función espacial del hipocampo -basada principalmente en la demostración de la existencia de células espaciales del hipocampo y corteza entorhinal -.

Para ello, los investigadores tomaron en cuenta, en primer lugar, los hallazgos anatómicos realizados en ratas, que sugerían que existen múltiples gradientes funcionales en el eje longitudinal del hipocampo.

Tras ello, se revisaron los resultados  derivados de investigaciones genéticas que indican que los dominios genéticos discretos se superponen a esta organización graduada; y por último, se analizó -en base a estudios en animales y humanos-  la forma en que estos patrones anatómicos y genéticos pueden derivar en patrones de especialización funcional del eje del hipocampo, principalmente en términos de procesamiento espacial, respuestas emocionales, la acción y la memoria episódica.

 Así, el estudio analiza los gradientes en la conectividad cortical y subcortical del hipocampo, la expresión genética y la organización funcional a lo largo de todo el eje hipocampal.

Según destacan, al proponer un modelo de organización funcional del hipocampo que superpone gradientes de eje largo y dominios funcionales diferenciados, se abre la vía al establecimiento de predicciones específicas sobre las manifestaciones clínicas de las distintas lesiones o alteraciones del hipocampo.

“Suponiendo que los subdominios genéticos se encuentren en el hipocampo humano, el reto de futuro para la investigación clínica será determinar si estos subdominios pueden caracterizarse de forma no invasiva con las técnicas de neuroimagen actuales, o si su composición genética puede estar relacionada con patologías específicas“, explican.

(EuropaPress)

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/salud/genetica/describen-un-nuevo-modelo-para-explicar-las-funciones-del-hipocampo_eATl99zv7KShsnHa2EVUt7/

Ed: Raquel Ferrari

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Sólo recordamos lo que nos emociona

Facundo Manes es el rockstar de la ciencia. Al menos esa es la impresión que genera: llena teatros, auditorios y cualquier otro espacio en el que se presente; los periodistas hacen cola para entrevistarlo y desconocidos lo frenan para sacarse fotos con él. Su look contemporáneo y descontracturado lo pone en las antípodas del prototipo del científico que flota en el imaginario social.
Este apasionado por el uso del cerebro que se convirtió en un referente mundial de la neurociencia destacó ante La Gaceta el rol del docente en el proceso educativo y aseguró que la meditación estimula áreas cerebrales vinculadas con las emociones.

¿Hasta qué punto impacta el desarrollo de la neurociencia en nuestra vida cotidiana?

Estudia la organización y el funcionamiento del sistema nervioso y cómo los diferentes elementos del cerebro interactúan y dan origen a la conducta de los seres humanos. Sus investigaciones no solo contribuyen a mejorar las condiciones neurológicas y psiquiátricas de personas que padecen enfermedades; también puede mejorar la vida cotidiana de las personas. Por las neurociencias cognitivas hoy sabemos que de la manera en que pensamos es la manera en que sentimos. Muchas veces tenemos pensamientos distorsivos, y ellos impactan negativamente en nuestro estado de ánimo. Si somos conscientes de ello, vamos a tener más herramientas para modificarlo.

¿Por qué olvidamos algunas cosas y recordamos otras?

Los humanos somos seres emocionales; las emociones guían nuestra conducta. Por eso, solamente recordamos lo que nos emociona. Nos olvidamos casi todo. Pero si olvidamos casi todo, ¿qué recordamos? Recordamos lo que nos emociona. Si yo le pregunto a usted qué estaba haciendo el 11 de septiembre por la mañana, en el momento que se enteró de que cayeron las Torres Gemelas, va a poder recordarlo fácilmente. En cambio, si le pregunto qué hacía el día anterior, la respuesta se le va a dificultar. Un momento fue emocional y el otro, no.

¿Las nuevas tecnologías pueden llegar a modificar el cerebro de las nuevas generaciones?

La tecnología ayuda e impacta en nuestra vida cotidiana, pero no va a modificar la anatomía cerebral de los seres humanos. También, así como las nuevas tecnologías, como Internet, son muy buenas para muchas cosas, a veces con cierto uso irrestricto hemos perdido chances de estar solos, de aburrirnos, de tener cierta introspección. Y esto debemos tenerlo en cuenta sobre todo para los niños y los adolescentes, que tienen su cerebro en desarrollo. Los chicos tienen que estar desconectados. El uso de la tecnología debe ser temporal. Porque cuando no hacemos nada, el cerebro trabaja mucho.

¿El cerebro de un chico de 10 años de hoy es igual que el de un chico de 10 años de hace 50 años?

Anatómicamente, sí. Pero hay un fenómeno muy interesante que se llama “Efecto Flynn”“, que muestra que cada nueva generación obtiene puntajes más altos en las pruebas de cierto tipo de inteligencia. La hipótesis que pareciera ser la más acertada para explicar este fenómeno es la multifactorial. Este aumento estaría vinculado con las mejoras en la nutrición y la mayor complejidad ambiental. Ahora, como mencioné antes, la ciencia no puede medir la complejidad de la inteligencia.

¿Utilizamos nuestro cerebro en todo su potencial?

Un mito muy extendido afirma que “solo usamos un 10 % del cerebro”. Es absolutamente falso. Si fuera cierto, al remover el 90 % del cerebro no se debería observar ningún cambio.

¿La meditación ayuda a desarrollar las capacidades cerebrales?

Los avances tecnológicos y el trabajo interdisciplinario han permitido abordar cuestiones antes pensadas como antagónicas a la ciencia. Por ejemplo, las relacionadas con la espiritualidad y la meditación. Ciertos estudios neurocientíficos han registrado modificaciones en nuestro sistema nervioso durante la meditación: las áreas cerebrales asociadas con las emociones y funciones sociales son intensamente estimuladas, mientras que las zonas vinculadas con el procesamiento de emociones negativas disminuyen su actividad. Otros estudios señalaron que algunas prácticas de meditación mejoran la función inmune al observar un aumento en los niveles circulantes de anticuerpos.

¿La educación actual ayuda a que los chicos desarrollen sus máximas capacidades?

La reflexión sobre la educación debe ser producto de un diálogo entre neurocientíficos con los miembros de la comunidad educativa. En nuestro libro “Usar el cerebro” contamos un experimento que muestra la importancia de la interacción social en el aprendizaje: expusieron a la enseñanza de un idioma extranjero a niños pequeños, para analizar los resultados en base al método de enseñanza. En algunos casos se incluía la presencia física del docente y en otros no. Después del entrenamiento, se concluyó que solo el grupo de niños expuesto a la persona en vivo había aprendido. Se demuestra el rol trascendental del docente ligado, no solo a la transmisión de un conocimiento, sino al afecto, la motivación y el carácter humano. Por otro lado, se advierte que la inversión social ligada a la búsqueda de progresos educativos debe estar puesta justamente en el vínculo del maestro-alumno, que allí se encuentra la base para una revolución educativa y del conocimiento.

¿Qué actividades o hábitos podemos hacer en nuestra vida cotidiana para ejercitar nuestras capacidades cerebrales?

Todo lo que le hace bien al corazón le hace bien al cerebro: evitar el sobrepeso, no fumar, alimentación saludable, controlar presión arterial, colesterol y glucemia. Son muchas las actividades que podemos hacer para ejercitar nuestras capacidades cerebrales: el ejercicio físico, además de ser un gran ansiolítico y antidepresivo natural, crea nuevas conexiones neuronales; plantearnos desafíos intelectuales, hacer tareas a las que no estamos habituados: por ejemplo, aprender idiomas. Una vida social activa también resulta estimulante para el cerebro. El manejo del tiempo personal y el manejo de las emociones serán la mayor inversión del futuro.

Fuente: http://facundomanes.com/2015/04/12/solo-recordamos-lo-que-nos-emociona/

Editado por : Raquel Ferrari

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

ACV: Saber de qué se trata

Originalmente publicado en Facundo Manes:

Revista VIVA

Ver PDF

Sharon Stone protagonizó en 1992, junto con Michael Douglas, la película Bajos instintos y fue reconocida mundialmente por su belleza y su talento. Pero tiempo después, en 2001, a la joven edad de 43 años, sufrió un derrame cerebral que le provocó una parálisis parcial y dificultades en el lenguaje. Muchas veces, cuando una personalidad popular como un artista, un deportista o un político sufre una enfermedad determinada, esa condición se vuelve un tema tratado en los medios masivos de comunicación o hasta en la agenda pública. Pero resulta fundamental subrayar que los accidentes cerebrovasculares (ACV) constituyen una de las primeras causas de mortalidad y la primera de discapacidad en el mundo.

Ver original 419 palabras más

Publicado en neurociencia | Deja un comentario