“Neuroética : reflexiones sobre una ética basada en el cerebro” – la reseña-

CONFERENCIA – COLOQUIO INAUGURAL DEL CICLO “NEUROCIENCIAS PARA PSICOLOGOS”
FRANCISCO MORA Y RAMÓN M. NOGUÉS DIALOGARON SOBRE “NEUROÉTICA: REFLEXIONES SOBRE UNA ETICA BASADA EN EL CEREBRO”

El pasado jueves 23 de febrero se inauguró el ciclo de conferencias “Neurociencias para psicólogos” con el que la Sección de Psicología Clínica y de la Salud del COPC se adhiere a la celebración del 2012 como Año de las Neurociencias en España, convocada por la Sociedad Española de Neurociencia.

En este ciclo  colaboran  la Fundació Vidal i Barraquer y  la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN).
Contamos con dos ponentes de gran categoría:
Francisco Mora: doctor en Neurociencias, catedrático de Fisiología en la Universidad Complutense de Madrid, y autor, entre otros, de libros como “El Dios de cada uno” (2011), “Neurocultura: una cultura basada en el cerebro” (2007) y “El problema crebro-mente” (2004).
Y Ramón M. Nogués : doctor en Biología, catedrático de Antropología Biológica de la UAB, y autor de “Dioses, creencias y neuronas” (2011).

El Dr. Mora encuadró su ponencia en una perspectiva evolutiva, aunque diferenciando las normas que respetan los chimpancés al servicio de la supervivencia de la ética específicamente humana, y planteando cómo alcanzar una filosofía de la vida basada en nuestro conocimiento actual del funcionamiento del cerebro, cada vez mayor pero todavía muy limitado. Cuestionó el uso de según qué tratamientos psicofarmacológicos basados en diagnósticos poco finos (p. ej., el TDAH) administrados a niños cada vez más pequeños sin conocer sus efectos a largo plazo. Y se refirió también a cómo va a afectar al ejercicio de la justicia el conocer que cuando algunas áreas específicas del cerebro están involucradas puede disminuir mucho la reacción emocional moral o el sentimiento de culpa. Propugnó que se vaya generando una “neurocultura” que permita la aparición de nueva jurisprudencia.

El Dr. Nogués, por su parte, planteó dónde queda la libertad en el estado actual del conocimiento, y se adhirió a una visión que calificó de “materialismo ilustrado psicofílico, frente a un conductismo psicofóbico y un cognitivismo ingenuo”. Distinguió como fuentes de conocimiento la experimental (cuantitativa) de la experiencial (cualitativa). Y se refirió también al papel de las neuronas espejo tanto en la capacidad de imitar como en la de imaginar lo que siente el otro: la ética requiere crítica, no pura imitación.

La discusión, coordinada por Raquel Ferrari, de la Junta del COPC, fue muy viva e interesante, aunque hubo mucha coincidencia en que para comprender la conducta humana hay que investigar tanto el genoma como el ambioma, y en que cada individuo es un mundo singular y único.

By Neri Daurella

 

Anuncios

Acerca de rferrar

Lic. en Psicología, psicoterapeuta, experta en psicología de Internet y Ciberpsicología. Interesada en el cambio de paradigma que la neurociencia plantea a los profesionales psi.-
Esta entrada fue publicada en neurociencia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s