Neuropolítica :la democracia exige algo más que reciprocidad

“Entender la ética universal con bases cerebrales como una gramática moral que nos permite aprender todos los lenguajes morales, es decir, hablar el idioma moral de las diferentes culturas, es mucho más acertado que intentar descubrir principios con contenido.-

Cualquier contenido que quisiéramos proponer chocaría con la moral de alguna o algunas culturas y perdería su pretensión de universalidad. Si queremos combinar universalidad y diversidad, sea la de una misma cultura a lo largo de la historia, sea la de distintas culturas o grupos que conviven en un mismo tiempo, entonces los principios éticos no pueden ser sino formales.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

1) Las técnicas de neuroimágen permiten comprobar la vinculación entre ciertas áreas cerebrales y el razonamiento moral, aunque mucho camino por andar y es necesario aclarar en qué consiste esa vinculación.-

2) Contar con las emociones es indispensable para entender cómo llegamos a formular juicios morales y por eso es necesario cultivar y educar las emociones, pero articulando este cultivo con el de la razón, que es igualmente imprescindible.

3) La moral-se dice-es un mecanismo adaptativo, sin embargo, estos autores debieran aclarar cuál es la especificidad de lo moral, por qué llamamos morales a unos juicios y no a otros, y que significa vivir moralmente.

4) Los dilemas morales nos afectan más porque es las relaciones con los cercanos nos jugamos nuestra supervivencia y la del grupo.

5) Si podemos hablar de una naturaleza humana, esta hunde sus raíces en el cerebro, pero es una estructura psicobiológica que nos prepara para “reciprocar y cooperar”. ….

6) Pertrechada con este bagaje, cada persona desarrolla tras su nacimiento el 70% de su cerebro, una de cuyas características fundamentales es la plasticidad, con lo cual la educación es esencial.

7) Parece que la capacidad de reciprocar nos prepara para intentar organizar sociedades basadas en la reciprocidad, basadas en los contratos por los que individuos ven respetados derechos y asumen deberes.

Y que fortalecer este tipo de sociedades y las instituciones correspondientes sería reforzar un dispositivo natural, porque estamos preparados evolutivamente para vivir contractualmente. Aunque con ello no hayamos encontrado una única interpretación de qué entendemos por lo justo.-

Adela Cortina

En : “Neuroética y neuropolítica: sugerencias para la educación moral”. Ed Tecnos 2011.-

(Cap. 5- pag 123 a 125.)

_____________________________________________________________

Adela Cortina en el ciclo de conferencias “Neurociencia para psicólogos” (ver programa)

Posted by: R.Ferrari


Anuncios

Acerca de rferrar

Lic. en Psicología, psicoterapeuta, experta en psicología de Internet y Ciberpsicología. Interesada en el cambio de paradigma que la neurociencia plantea a los profesionales psi.-
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s