¿Por qué algunas canciones son tan pegadizas?

Hay canciones que parece que se instalan en nuestra cabeza, se repiten sin parar y no importa si son pegadizas o no, son los “neurogusanos”. Un estudio del Depto de Psicología de la Western Washington  University, USA nos da las claves para entender como funciona:

Las canciones que nos gustan tienden a instalarse en nuestra cabeza, sobre todo si solo recordamos una parte, que se repite como latiguillo. Existe una tendencia de los mecanismos cerebrales  a la repetición, hecho ya comentado por Oliver Sackz en “Musicofilia”, ayudado por patrones culturale sque privilegian melodías pegadizas y omnipresentes.

Ira Hyman Jr. y sus colegas defienden  que esto se debe al  efecto zeigarnik por el que recordamos más aquellas tareas incompletas. Los investigadores proponen que la repetición incompleta aumenta el deseo de repetirla, por lo que reproducirla hasta el final eliminaría la posibilidad de que se instale.

Parece que si además evitamos tareas mentales muy fáciles o muy difíciles justo después de escuchar música, es poco probable que nos veamos invadidos por los “gusanos musicales”.

Estas y otras conclusiones surgen de los estudios de Hyman Jr y su equipo, que monitorizando 299 estudiantes concluyeron que :

. canciones agradables y recientes podían fácilmente convertirse en insistentes

. existen muchas canciones y muy variadas susceptibles de devenir en insitentes y no los los jingles y las canciones desagradables

. los músicos tienen esa experiencia muy a menudo y reproducen distintos matices melódicos de la canciónEn el experimento, docenas de estudiantes escucharon y puntuaron 3 canciones de The Beatles y de otros contemporáneos como lady Gaga y luego completaron un puzzle. Posteriormente debían decir si alguna de las canciones reaparecía en sus cabezas inmediatamente hasta  24 hs después

Los sudokus muy complicados o los anagramas se asociaban a más tendencia a repetir las canciones mentalmente sin relación con que fueran canciones de cantantes recientes o no.

“Las canciones aparecen en la mente como pensamiento intrusivo y es fácil instalar ciclos de repetición tanto en la vida real como en el laboratorio-dicen los investigadores-.

“En nuestros estudios experimentales hemos documentado que los ciclos sonoros intrusivos son fáciles de crear y manipular. Puede que las canciones sean una herramienta para analizar por qué aparecen los pensamientos reiterativos o intrusivos y como se podrían controlar esos ciclos”.

Fuente:http://bps-research-digest.blogspot.com.es/2012/12/how-to-kill-earworm.ht


Hyman, I., Burland, N., Duskin, H., Cook, M., Roy, C., McGrath, J., and Roundhill, R. (2012). Going Gaga: Investigating, Creating, and Manipulating the Song Stuck in My Head. Applied Cognitive Psychology DOI: 10.1002/acp.2897 

Anuncios

Acerca de rferrar

Lic. en Psicología, psicoterapeuta, experta en psicología de Internet y Ciberpsicología. Interesada en el cambio de paradigma que la neurociencia plantea a los profesionales psi.-
Esta entrada fue publicada en ciencia, investigación, neurociencia, psicologia cognitiva y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s