Investigación : efecto modular de la oxitocina en la respuesta social femenina

La Oxitocina, la poción natural del amor, ayuda a las parejas a enamorarse, genera el apego de las madres a su bebé y estimula la cooperación grupal. Una nueva investigación de la Rockefeller University revela el mecanismo por el que esta hormona pro social afecta la interacción entre los sexos, por lo menos en algunas situaciones. La clave estaría en una nuevo tipo de neuronas.

“Identificando una nueva población de neuronas activadas por la oxitocina, hemos descubierto una de las formas en que esta señal química influye en la interacción entre ratones hembras y machos”, dicen Nathaniel Heintz y James and Marilyn Simons, del laboratorio de Biología Molecular.

Los hallazgos, publicados en Cell ( Octubre 9), tuvieron su origen en la búsqueda de un nuevo tipo de Interneuron, una neurona especializada, que retransmite mensajes a otras neuronas en distancias cortas. Como parte de su tesis doctoral, Miho Nakajima comenzó a identificar perfiles de genes marcados en las interneuronas usando una técnica conocida como TRAP ( translating ribosome affinity purification), desarrollada por el laboratorio de Heintz y el Laboratorio de Neurociencia molecular y Celular de Paul Greengard.

En algunos de los perfiles de la capa externa del cerebro conocida como cortex, ella observó una proteína que actuaba como receptor y que respondía a la oxitocina.  “Esto originó la pregunta: ¿ Cómo está reaccionando esta pequeña y diseminada población en respuesta a la oxitocina? -dice Nakajima- “Y como la oxitocina está involucrada en la respuesta social de las hembras”.

This image shows neurons in the medial prefrontal cortex.

Para determinar cómo estas neuronas OxtrINs (dubbed oxytocin receptor interneurons) afectaban la conducta cuando eran activadas por la oxitocina, silenció solo este grupo de interneuronas y en experimentos distintos, bloqueó la habilidad de los receptores para detectar oxitocina en sujetos hembras. Luego les aplicó un test habitual de conducta social: darles la opción de explorar un espacio con un ratón macho o con un objeto inanimado- en este caso un ladrillo de Lego-. ¿Cómo reaccionarían?.

Generalmente, una hembra elegiría la opción “no apilable”. Los Lego no suelen ser de interés para los roedores. Pero los resultados de Nakajima fueron confusos: a veces las hembras con OxtrINs silenciado mostraban un interés poco habitual en los Lego y a veces respondían normalmente.

Esto la llevo a sospechar que existía algún tipo de influencia del ciclo reproductivo de la hembra. En otra ronda de experimentos,  registró si la hembra estaba o no en un período sexual activo. El período de celo fue la clave, la hembras mostraban una  inusual falta de interés por los machos cundo sus receptores estaban inactivos. En muchos casos hasta olisqueaban al Lego!. No hubo ningún efecto en la fase diestrus ni tampoco si se reemplazaba al macho por otra hembra. El mismo experimento en machos, no obtuvo efecto alguno.

“En general, OxtrINs parece permanecer silenciosa si no se expone a la oxctocina”-dice Andreas Görlich, un miembro del lab que registró la actividad eléctrica de estas neuronas con y sin la hormona. “La parte más interesante es que cuando se exponen a la oxitocina, estas neuronas se activan más a menudo en hembras que en machos, reflejando posiblemente las diferencias que se detectan en los tests”.

“No entendemos todavía de que forma funciona, pero pensamos que la oxitocina estimula a la hembra en celo a acercarse a posibles parejas” -dice Nakajima. “Esto sugiere que la respuesta cerebral de las hembras a los estímulos sociales difiere dependiendo de la fase de su ciclo reproductivo”.-

La oxitocina actúa igual en humanos y en ratones, sin embargo, aún no está claro si la hormona también influencia la versión humana de este tipo de interacción o si actúa con algún grupo similar de interneuronas.  No obstante, los resultados ayudan a explicar como los humanos, ratones y otros mamíferos responden a situaciones de cambio social.

-Dice Heintz- ” La respuesta a la oxitocina ha sido estudiada en diversas partes del cerebro, y está claro que esta hormona u otras similares, tienen la capacidad de impactar en la conducta, en distintos contextos y en respuesta a diferentes patrones fisiológicos”. “Esta nueva investigación ayuda a explicar por qué la conducta social depende tanto del contexto como de la fisiología”.-

 

Contacto Zach Veilleux – Rockefeller University
Fuente: Rockefeller University press release
Image Source: La imágen pertenece a  Rockefeller University
“Oxytocin Modulates Female Sociosexual Behavior through a Specific Class of Prefrontal Cortical Interneurons” by Miho Nakajima, Andreas Görlich, and Nathaniel Heintz in Cell. Publicado online Octubre 9, 2014 doi:10.1016/j.cell.2014.09.020

Traducción : Raquel Ferrari
Anuncios

Acerca de rferrar

Lic. en Psicología, psicoterapeuta, experta en psicología de Internet y Ciberpsicología. Interesada en el cambio de paradigma que la neurociencia plantea a los profesionales psi.-
Minientrada | Esta entrada fue publicada en investigación, neurociencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Investigación : efecto modular de la oxitocina en la respuesta social femenina

  1. tecnodann dijo:

    Reblogueó esto en cienciatecnoeducativay comentado:
    El amor, el amor…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s